you're reading...
Haiti

Haití: el terremoto mediático

Mientras Haití trata de levantarse de entre los escombros del terremoto que le ha arrebatado unas 200 mil vidas (la más reciente de las tragedias, entre todas las tragedias humanas, naturales, e históricas que la nación isleña ha sufrido), el mundo contempla. El horror de la muerte, la ruina, el hambre y la desesperación llegan a nuestros ojos por televisión e Internet. Hemos contemplado la pavorosa progresión del desplome de la capital Puerto Príncipe, a la lenta desesperación del rescate de las víctimas y la distribución de la ayuda, al progresivo deterioro de las ya de por sí escasas condiciones de seguridad.

Pregunta ayer el maestro José Carreño Carlón: ¿qué pasará cuando las cámaras de televisión dejen de rodar y ser marchen? ¿Qué será de Haití?

La pregunta es más que válida, pero a ella añado la mía: ¿y qué está pasando ahora que todavía están allá? ¿Están los medios cumpliendo su obligación y responsabilidad sobre una de las mayores tragedias naturales que se han vivido en el continente americano? ¿O están los medios en la labor de contemplarse a sí mismos cubriendo una tragedia?

Las televisoras estadounidenses, por ejemplo, han creado su propia controversia. Enviados especiales de alto perfil mediático abandonan micrófonos y cámaras para echar una mano en las labores de rescate. Corresponsales médicos como Sanjay Gupta, de CNN (véase la imagen), se ponen las batas de su otra profesión para operar víctimas. Pero eso, sin que sus cámaras dejen de rodar.

Intencional o no, prefabricada o no, sus acciones generan un debate ético. ¿Pueden los medios de información intercalarse en la historia, o deben mantenerse fríos y ajenos, observando y reportando? ¿Y si hacen lo primero, es ético que se muestren a los ojos de otros ayudando a las víctimas? ¿Y si hacen lo segundo, es defendible no tener postura frente a la dimensión del dolor que contemplan?

Los códigos éticos que supuestamente regulan la relación entre los medios y las realidades que cubren, fueron compuestos en el siglo XIX, y revisados en el siglo XX, cuando la tecnología no preveía que el ojo mediático fuese tan ubicuo, tan inmediato, tan omnipresente. La tecnología ha creado nuevas dimensiones humanas que requieren de un examen ético a profundidad, antes de dar respuestas que, por ahora, son necesariamente incompletas.

Rebecca Solnit, editora de Harper’s, publica en The Nation un “J’accuse” devastador sobre la cobertura mediática en Haití. Dice Solnit: “Poco después del desastre comienzan los crímenes: despiadados, egoístas, indiferentes al sufrimiento humano, y generadores de mucho más sufrimiento. Los perpetradores actúan impunes y viven para seguir cometiendo nuevos crímenes contra la humanidad. Les importa menos la vida humana, que la propiedad. Actúan sin preocuparse por las consecuencias. Hablo, por supuesto, de esos miembros de los medios masivos cuya tergiversación de lo que ocurre durante un desastre suele fomentar y justificar una segunda ola de desastres”.

Solnit condena a los medios por poner etiquetas al sufrimiento humano (por ejemplo, condenando como “saqueadores” a civiles desesperados por conseguir alimentos, ropa o medicinas), o por bombardear a la audiencia con lugares comunes, mitos y clichés, en vez de tratar de explorar qué está ocurriendo realmente en el país sufrido en la tragedia y en la miseria.

El análisis de Solnit es duro, pero vale la pena leerlo: la escritora condena en particular a los medios de su país por no haber aprendido nada tras la tragedia del Huracán Katrina en 2005: su acusación principal es que las coberturas mediáticas están más obsesionadas con la pérdida de propiedades privadas, y con la obsesión por criminalizar a la población civil desesperada, que por dimensionar el costo humano del desastre.

Anuncios

Acerca de gerardo1313

Escritor y periodista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, y del Premio Nacional Repertorio Español, 2016, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, los poemarios En el pais del silencio (2015, Ediciones Oblicuas; y Silencio del tiempo, 2016, Abismos editorial) y la antología Diáspora: Narrativa breve en español de los Estados Unidos, de la que es coordinador y que fue publicada por Vaso Roto Editores en 2017. Ex director editorial de la revista contratiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 654 seguidores

Gerry’s Tweets

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: