you're reading...
Economia, Literatura, Periodismo

El precio de todo: economía desde otra óptica

Físico por educación, y periodista por vocación, Eduardo Porter ha vivido una carrera poco común en el mundo de los medios. Corresponsal de medios mexicanos en lugares como Tokio y Londres, y editor de una revista de economía y negocios en Brasil, Porter ha sido también reportero del diario Wall Street Journal hasta llegar a su actual ocupación, como miembro del consejo editorial (el único mexicano que lo ha logrado) del New York Times. Entretanto, ha escrito su primer libro, The Price of Everything (El Precio de Todo, Portfolio Penguin, Nueva York 2011). En el libro, Porter indica que virtualmente todo tiene un precio, inclusive conceptos morales o culturales, tienen un precio, y que ese precio está determinado por decisiones que toman los consumidores (entre otras fuerzas).

La determinación de los precios de las cosas tiene un impacto central en la vida de las personas y sociedades, independientemente de si estas se ubican en naciones industrializadas o en vías de desarrollo. Esto tiene que ver tanto con el precio de una taza de café o una corbata, como con, por citar algunos ejemplos, el precio de la monogamia, de la felicidad o de la salud. El libro, primero del autor, se consigue ya además de su original en inglés, en coreano, holandés, italiano, portugués (Portugal y Brasil), chino, japonés y hebreo. Santillana ha recientemente distribuido la versión española. Comparto con ustedes esta versión de mi entrevista con Eduardo Porter, que ya se publicó en el ejemplar de julio-agosto de la revista contratiempo.

Eduardo Porter: periodista y autor

 

GC: ¿Qué te llevó a escribir el libro?

EP: Siempre escribí sobre temas económicos, pero desde que llegué al New York Times empecé a escribir sobre el uso de las herramientas de la economía para investigar el comportamiento humano, predicciones y análisis sobre por qué actuamos de tal o cual manera. Me apasionó el tema de la relación entre economía y comportamiento. La idea de cómo evaluamos nuestras alternativas, de cómo ponemos valor a nuestras opciones, era el hilo unificador del libro.

GC: El concepto de que todo tiene un precio, determinado por fuerzas económicas y decisiones personales, contradice el sistema de valores tradicional. ¿Por qué nos aferramos a ese sistema cuando podemos tener una noción más clara de las cosas entendiendo la relación entre decisiones y precios?

EP: A nivel de análisis científico, lo que es nuevo es la capacidad de analizar grandes cantidades de información. Las computadoras nos han permitido analizar información a la que no teníamos acceso antes, recoger datos que existían por todo el mundo, y hacer análisis empíricos, y poner a prueba cómo nuestras decisiones impactan, y cómo hacemos evaluaciones de nuestras decisiones. Nuestras decisiones son transaccionales y responden a cambios de nuestro medio ambiente, siempre estamos evaluando nuestras opciones. Vivimos dentro de espacios culturales donde las decisiones sobre valores ya han sido tomadas; lo que hacemos es mirar las decisiones que nuestra cultura ha tomado. Si decimos que no somos más que nuestras transacciones, la gente va a reaccionar con opiniones sobre esencia, alma, espíritu; nos quita nuestra aspiración a ser divinos, nos hace solamente humanos, y no queremos ser solamente humanos.

GC: Uno de los planteamientos del libro es que la legalización, comercialización e imposición fiscal sobre las drogas ayudaría a coartar su abuso. ¿Cómo trasladar esta experiencia a México, donde la solución del gobierno ha sido una guerra que no sólo no ha parado el tráfico de drogas, sino que ha costado la vida a miles de personas?

EP: Cuarenta años de guerra contra las drogas es un fracaso. Ha tenido un costo altísimo en vidas. Es patético. Legalizar, regular y tasar es una opción que tenemos que explorar. Se tiene que hacer gradualmente. Por ejemplo legalizar las drogas más suaves. La marihuana provee más de mitad o hasta tres cuartas partes de los ingresos de los cárteles; si legalizas, les quitas mucho poder. El costo político de hacer ese cambio es muy alto, hay que incorporarlo.

GC: Reflexionando sobre la reforma al sistema de salud en Estados Unidos, me pregunto si Obama hubiese tenido más éxito “vendiendo” su plan al público desde una perspectiva precio-producto, es decir, desde el interés particular del consumidor, y no tanto desde una perspectiva político-ideológica.

EP: El objetivo de la reforma es cubrir a los 40 o 50 millones que no estaban asegurados. Cuando ese es tu objetivo, es difícil vendérselo al no asegurado. El problema político del sistema de salud era muy complejo, tenía muchas aristas, era muy difícil vender. Obama sabía por dónde lo iban a atacar.

GC: Desde una perspectiva estrictamente precio y costo, ¿qué provoca la recesión actual? ¿La desregulación que comenzó con Ronald Reagan? ¿O una falsa noción de felicidad entre los consumidores, adquiriendo propiedades que no podían pagar?

EP: Nuestra historia financiera es una historia de burbujas. Desde México en 1982, es como una sola burbuja que se ha ido moviendo de un lugar a otro: México, Rusia, Internet. Quien está empujando esas burbujas es el sistema financiero. Sí, la desregulación del sistema financiero tiene mucho que ver.

El costo de esta crisis es absolutamente brutal, lo vamos a sufrir por generaciones, la gente que está entrando al mercado de trabajo va a ganar mucho menos. La gente sí creyó que podía pagarse una casa, pero los convencieron los banqueros hipotecarios vendiéndoles productos que no podían pagar. El ingreso medio del americano se ha estancado desde los 70’s; no ha habido crecimiento del ingreso. Para aumentar su nivel de consumo, el americano recurre más y más al crédito. Eso me sugiere que el crédito suple al ingreso cuando éste se estanca. Hace falta que aumente más el ingreso de la clase media.

GC: Desde la perspectiva costo-beneficio, ¿cómo podríamos entender las actuales revoluciones en Medio Oriente?

EP: Se les abarató la revolución. El estatus quo se estaba volviendo carísimo: inflación, aumento de precio de las materias primas agrícolas; esto jugó un papel al aumentar la tensión popular. El costo del estatus quo aumentó para el ciudadano de Egipto o Libia. Empieza con un tipo prendiéndose fuego en Túnez, y eso es el punto de inflexión. De ahí los egipcios dicen ‘a lo mejor la revolución es más barata de lo que pensamos’. A la hora que vemos que en el pueblo de al lado se puede, se abarata la revolución para nosotros. Son mayores los beneficios que podemos obtener, y que los costos son más manejables. Cambió el costo.

Para más información sobre el autor, su libro, y su trabajo periodístico, recomiendo visitar su página Web http://eduardoporter.com/

 

El libro ha sido traducido a varios idiomas

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

septiembre 2011
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: