you're reading...
Literatura, Mexico

¡Lean, carajo; lean!

Para Adriana Gómez, Ángel Gil Ordóñez y Paula: grandes lectores, enormes amigos

Los medios de comunicación mexicanos, así como varios de otros países, han analizado hasta el cansancio el desliz del virtual candidato presidencial por el Partido Revolucionario Institucional Enrique Peña Nieto, quien no se acuerda de lo que lee si es que lee, y que deja temas básicos que, como político debería conocer, a “la señora de la casa”. Los escritores “victimados” por el error de Peña Nieto – Carlos Fuentes y Enrique Krauze – ya se han pronunciado al respecto, contribuyendo con sus opiniones al escarnio del ignorante y encopetado personaje.

Ya nos hemos rasgado las vestiduras; ya hemos ponderado y pontificado; ya hemos condenado.

EPN: Sindrome del no lector

El problema no es él; el problema no radica en Peña Nieto; o en López Obrador; o en Cordero; o en las otras figuras políticas que, con menor o mayor suerte, han tratado de aprovechar el derrapón del adversario para sacar ventaja propia.

Lo de Peña Nieto es un síntoma. Y es un síntoma nacional e internacional.

Hoy el diario Milenio publica una nota sobre algunos de los libros más destacados de 2011. Hay muy buenos volúmenes en esa lista. Destaco El cementerio de Praga, de Umberto Eco; Los señores del narco, de Anabel Hernández; y Disparos en la oscuridad, de Fabrizio Mejía Madrid.

Pero si uno lee la nota en su totalidad, se encuentra con la verdadera historia casi al final del texto: los libreros mexicanos reportan un índice de devoluciones del 53 por ciento. También, que sólo hay librerías en cinco por ciento de los 2,400 municipios de México.

Dos notas adicionales, estas mías: alabo la iniciativa de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara de abrir sus puertas a niños y jóvenes, desde pre-primaria a preparatoria. Pero con el precio de los libros en México, ¿realmente pueden los muchachos aprovechar este acceso? La culpa no es de la FIL, sino de quienes crearon el regresivo y estúpido “precio único” de venta del libro, que está por darle la puntilla al raquítico nivel de lectura nacional.

Segunda nota: me comentaba un librero, en la FIL, que las editoriales ya no dan más de dos años para que un libro agote tiraje. Si no lo hace, lo que queda ya ni se regala a bibliotecas. Se quema. La belleza del libro disuelta en cenizas porque nadie acariciará su portada con cariño antes de pagar en caja, nadie recorrerá sus páginas a la luz de la lámpara hasta altas horas de la madrugada, nadie le dedicará un buen lugar en alguna estantería; nadie lo releerá con nostalgia y gusto años más tarde.

No estamos leyendo, y porque no lo hacemos, estamos perdiendo a máxima velocidad nuestra capacidad de discernimiento, de autocrítica, de elección.

Vuelvo a dos de los libros mencionados en la nota de Milenio. Hay que leerlos, No porque uno sea de Umberto Eco y el otro de Fabrizio Mejía. Leámoslos, e invitemos a la gente en torno nuestro a que los lean, porque nos dan pistas sobre nosotros mismos.

En El cementerio de Praga, Eco utiliza como pretexto las conspiraciones antisemitas del siglo XIX para alertarnos sobre las manipulaciones que, desde el poder, se vierten sobre un pueblo que no lee, para imponer una agenda política. El resultado de esas conspiraciones fue el Holocausto. En El cementerio de Praga las medias verdades, las tergiversaciones, inclusive los plagios abiertos y descarados son herramientas de control, de adoctrinamiento.

El cementerio de Praga: lectura necesaria

En Disparos en la oscuridad, entendemos un capítulo central del siglo XX mexicano (la matanza de estudiantes en 1968), desde los ojos y la mente de quien la instrumentó – el entonces presidente Díaz Ordaz. La Historia nos habla directamente. Pero hay que leerla. Yo recomiendo leer este libro en conjunto con Jefe máximo de Ignacio Solares, que novela la vida de Plutarco Elías Calles. Recuperar la Historia desde la Literatura para, ojalá, no cometer los mismos errores.

Pero hay que leer. Es urgente.

Viajo a otras páginas del mismo diario para encontrar la columna semanal del gran Jorge F. Hernández, Agua de azar. Lectura que debería ser obligatoria. Con su elocuencia inimitable, Jorge nos urge que leamos para que entendamos que detrás de esa aparentemente jocosa ignorancia de nuestros políticos, hay un odio profundo, un desprecio, por su pueblo.

Pero si no leemos, no nos enteramos.

Parafraseo un poquito a Jorge: Alonso Quijano leyó y leyó, hasta volverse loco. Pero en realidad, no se volvió loco. Al leer, Alonso Quijano se fue a dormir, y la lectura liberó a Don Quijote, que sigue cabalgando y (tratando) de salvarnos de nosotros mismos.

Leyendo, leyendo, Bastian Baltasar Bux tomó La historia interminable y le dio veinte mil vueltas para terminar creando nuevos mundos de forma irrepetible y contando otras historias, que deberán ser relatadas en otra ocasión.

Nos lo dijeron Cervantes y Ende, nos lo dicen Borges, Cortázar, Bolaño, Unamuno, Eco, Parra, Huidobro, Foucault, Eliade, etcétera: la lectura crea mundos, y al crearlo nos re-crea. Sólo podremos ser otras posibilidades, otras vertientes, otras versiones de nosotros mismos leyendo. Si no, seremos sordos, mudos, ciegos, romos autómatas gobernados por monstruos ignorantes, estúpidos y supurantes de odio.

LEAN!!!!

¡Lean, carajo; lean!

 

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

3 comentarios en “¡Lean, carajo; lean!

  1. Gerardo,

    Me encanto leer este artículo por el tema y la manera clara de tu escritura. He esuchado de la problematica de presidente postulado pero es muy cierto aun más importante es la conciencia de que muchos niños mexicanos no leen por la falta de acceso a los libros. Gracias por tu iluminación.

    Tanya

    Publicado por Tanya Flores | diciembre 22, 2011, 11:29 AM
  2. Gerardo,
    Buen Trabajo !!
    Que pases felices fiestas de fin de ano.
    Un Abrazo y saludos a la familia

    Publicado por estefania1965 | diciembre 24, 2011, 2:37 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

diciembre 2011
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: