you're reading...
Elecciones, Estados Unidos, Politica

Las lecciones de Iowa

En verano, Iowa es una interminable planicie de maizales y campos de girasoles, planicie que de hecho inicia al este, en Illinois y se extiende al oeste para cubrir Nebraska y llegar hasta las Rocallosas. En el invierno, esa planicie interrumpida solamente por la artificialidad de las ciudades, es un inmenso campo nevado.

En el imaginario político estadounidense, Iowa es más que un campo alternativamente cubierto de sembradíos o de nieve. Iowa es el pistoletazo de salida de la carrera que concluye en noviembre, cada cuatro años, con las elecciones presidenciales. En ese imaginario, Iowa es un “bellwether” – un estado que le toma la temperatura a los posibles candidatos a través de sus anticuados caucus o consultas populares.

En esencia, es imaginación. Sueño guajiro. Cuento chino. Iowa, como estado, no está más preparado para tomarle la temperatura política a Estados Unidos que, digamos, Illinois, California o Pennsylvania. En la historia política de este país hay un capítulo aún no escrito sobre la verdad del regionalismo versus la fantasía de la homogeneidad.

En ese capítulo habrá que hacer una excepción: la de enero del 2012 porque el caucus republicano nos confirma una tendencia que veíamos crecer desde 2011, o quizás desde 2010: la derecha en este país es cada vez más esquizofrénica, más histérica, y mucho menos capaz de generar una agenda que ofrezca a los votantes una alternativa.

Precandidatos republicanos: ni a cual irle

Hace un año, confesé mi miedo de que la derecha volviera a tomar Washington por asalto, y se estableciese en la silla presidencial. Aunque mi miedo persiste, el reciente caucus de Iowa me revela que los propios votantes están inseguros: el virtual empate entre Mitt Romney y Rick Santorum, a quienes en las primarias de Nueva Hampshire y Carolina del Sur se les unirán Newt Gingrich, Ron Paul y Rick Perry, no me habla de la competitividad de los aspirantes sino de la confusión del electorado. Cada aspirante representa sabores y tendencias distintas de un Partido Republicano sin identidad clara, sin propuestas que no sean retóricas o demagógicas, sin un sentido de comprensión de que la clase trabajadora y la clase media están ahogadas por una recesión que no se termina, y sin alternativas a una clase política cada vez más corrupta e ineficiente.

La derecha republicana se definió de forma clara en los años 50 con Eisenhower. Ronald Reagan retomó los conceptos de política, economía y filosofía social de Eisenhower, haciéndolos aún más extremos. La cuerda se rompió con George W. Bush, cuyo extremismo fomentó la aparición del Tea Party.

La ironía es que el Tea Party, que surgió para redireccionar y galvanizar al americano conservador promedio, a fin de sacar del Congreso y de la Casa Blanca a los demócratas, ha terminado por convertir al Partido Republicano en un mazacote de estridencias, incoherencias y despropósitos.

Y no es que el Partido Demócrata esté mejor. Es que está, como diría mi abuela, “menos pior”. Al menos, no está pasando por la retro adolescencia ideológica que sus rivales sufren.

En esa adolescencia republicana, Santorum, Paul, Perry, Gingrich y Romney son como brotes de acné: poco atractivos a la vista y posiblemente infecciosos. Al menos, los granos más feos ya han sido reventados por el votante: Michelle Bachmann y Herman Cain, prueba fehaciente de que la política es un circo lleno de freaks.

No en imposible que Barack Obama pierda la presidencia en noviembre, porque la política es el imperio de lo posible y de las sorpresas. Pero es improbable, si su rival saldrá del arroz con mango que la consulta de Iowa nos ha ofrecido como panorama de la derecha.

La inoperancia de los republicanos debería dar a Obama suficientes arrestos como para aprovechar el actual vacío político e impulsar con fuerza su agenda. Lamentablemente, la experiencia con este presidente es que se da cuenta de las cosas cuando el tren ya abandonó la estación. Aún así, su trabajo parece garantizado por cuatro años más. Quizás en alguno de ellos se decida finalmente a gobernar, en vez de a estar pidiendo permiso para actuar. Quizás en alguno de ellos recupere la memoria de las promesas hechas en 2008, y metódicamente olvidadas a lo largo de estos tres últimos años.

La derecha, entretanto, seguirá tratando de encontrar su identidad. Y reaccionando tan visceral y escandalosamente como lo ha venido haciendo hasta ahora.

No me atrevo a hacer una predicción. Veremos después de Carolina del Sur. Pero ninguno de los cuatro aspirantes que siguen vivos me parece un candidato viable para la Casa Blanca.

LEYENDO: Dos libros fascinantes: “The Sheltering Sky” de Paul Bowles (en realidad relectura), y “The Chomsky-Foucault debate on Human Nature”. Sobre este último bloguearé en otra ocasión. “Se escribe para la eternidad, no para pasado mañana”, dijo Umberto Eco, que cumplió 80 años. ¡Felicidades, Maestro!

Eco: se escribe para la eternidad

 

 

 

 

 

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

3 comentarios en “Las lecciones de Iowa

  1. Hablando de Eco leí “How to travel with a Salmon” y me gustó mucho. Y otro más reciente, un diálogo entre Eco y Jean Claude Carriere, “Nadie acabará con los libros” http://image.casadellibro.com/libros/0/nadie-acabara-con-los-libros-9788426417671.jpg

    Publicado por Adriana Degetau | enero 5, 2012, 4:44 PM

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Iowa | TagHall - marzo 20, 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

enero 2012
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: