you're reading...
Mexico

Paz y agenda electoral en México

Me he vuelto recientemente asiduo lector del blog y de la columna de Mauricio Meschoulam, quien es catedrático en la Universidad Iberoamericana, y miembro fundador del Centro de Investigación y Docencia para América Latina y el Medio Oriente (CIDAM). Meschoulam lleva tiempo trabajando en el tema de cómo abordar y resolver la violencia que se ha apoderado de México, y que ha dejado un saldo de decenas de miles de muertos desde que el actual presidente Felipe Calderón tuviera la deplorable idea de declarar una guerra al narcotráfico que sólo en su febril imaginación cree que podrá ganar.

Los argumentos y propuestas de Meschoulam me gustan porque se salen de la retórica convencional para abordar problemas extremadamente complejos con seriedad, profundidad y originalidad. Recientemente, Meschoulam ha comenzado a difundir a través de su blog y sus columnas diversas propuestas para un esfuerzo sostenido de construcción de la paz en México.

En la más reciente versión de esas propuestas, Meschoulam trabajó con otros especialistas y catedráticos. Para una versión completa de las propuestas, vaya a este enlace. Yo, aquí, quisiera resumir algunos planteamientos que me parecen fundamentales.

El primero es, para todo efecto práctico, “cambiarle el chip” al país y a la población. Es decir, más que continuar con una perspectiva bélica como única solución viable al tema del narcotráfico y de la narcoviolencia, la paz se logrará mediante un “proyecto integral de construcción de paz para el país”, donde la paz no se conciba como ausencia de violencia, sino como un elemento integral a la vida nacional. Esto implica muchas cosas que Meschoulam y sus colegas subrayan: abrir el espectro de alternativas; sumar e integrar, en vez de dividir y aislar; entender el contexto internacional y estudiar a fondo aquellos casos donde una concepción integral de la paz ha resuelto situaciones tan complejas como la mexicana; y construir con la población “una auténtica cultural de la legalidad (que) es el caldo de cultivo de una verdadera modernización y por tanto de la consolidación de la democracia como forma de gobierno”.

El segundo aspecto a destacar es un interesante e importante gambito: enfocar al país en el mediano plazo en términos de políticas públicas que apliquen esos cambios y obtengan consensos ciudadanos, mientras que en el corto plazo se desactiven los focos de violencia con políticas reales de desarrollo social que permitan la recuperación de espacios, y el fortalecimiento de las redes familiares, sociales y comunitarias.

El tercer aspecto tiene que ver con el impacto mismo de la violencia sobre la población, o sea con reparar el mal, restaurar lo dañado a través de prevención, intervención y post-intervención como acciones que atiendan directamente a la gente. Es decir, aliviar el terror.

El cuarto y último aspecto a destacar es el diseño de una política de comunicación que expanda y generalice una cultura de paz, que logre compromisos de los propios medios en pro de alternativas e paz y diálogo, sin co-optaciones ni manipulaciones.

Parece difícil. Yo no creo que lo sea. Se necesita voluntad política. Es así de simple: hay tres partidos con opciones viables de ganar las elecciones presidenciales de 2012. Independientemente de sus signos políticos, y del cansancio, incredulidad y en muchas ocasiones cinismo de una población harta de engaños, el voto debería ser para el partido o candidato que realmente entienda estas propuestas y las haga parte central de su agenda.

Creo que el país, se le vea desde dentro o desde fuera está harto de una guerra sin ganadores, harto de la sangre, harto de la falta de respuestas. Creo que el país está preparado para opciones que sumen, que integren, que restauren, que curen, que unifiquen, que lo hagan crecer. Para opciones de “y”, en vez de opciones de “o”.

Meschoulam y sus colegas buscan un diálogo con todo el país. Yo me sumo. ¿Y ustedes?

Hora de un dialogo nacional por la paz

 

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

febrero 2012
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: