you're reading...
Politica

En busca del entusiasmo perdido

Determinada por abandono de los rivales la candidatura presidencial del republicano Mitt Romney, Barack Obama ha reabierto sus oficinas de campaña en Chicago, y como hace cuatro años espera que sus estrategas le provean con la fórmula que lo devuelvan a la Oficina Oval. 2012, sin embargo, no es 2008.

Romney y Obama, según las primeras encuestas de intención de voto, estarían en un empate virtual. Difícilmente seguirán tan igualados cuando llegue noviembre, aunque determinar cuál de los dos será el puntero es casi imposible.

Si algo parecen tener las elecciones del 2012, es el aroma del entusiasmo perdido. No surge la evocación a partir del recuerdo involuntario de una madalena, como en el caso de En busca del tiempo perdido; no es la repostería la que motiva a los candidatos, sino las inodoras papeletas que deberán depositar los votantes en las urnas.

¿Cuántas papeletas? En el 2008, las elecciones del entusiasmo, las del “cambio y la esperanza”, contaron con la participación de un 57 por ciento de un electorado de 231 millones. Apenas unas décimas más que en 2004, aunque un 6 por ciento más que en el 2000, según cifras del Censo de Estados Unidos.

Si se proyecta la participación electoral del 2008 hacia el 6 de noviembre del 2012, la cifra de votantes fluctuaría entre 140 y 150 millones. Romney y Obama tendrán que entusiasmar entre 8 y 12 millones de nuevos votantes.

Cifras aparte, ¿dónde está el entusiasmo del 2008, una elección que se veía como histórica después del desgaste dejado en el país por la recesión, las guerras en Medio Oriente, y la torpe presidencia de George W. Bush?

Parte del entusiasmo lo ha matado el propio Obama. Incapaz de generar un repunte de la economía norteamericana a niveles pre-recesión, Obama ha visto sus cuatro años de gobierno paralizados por su continua indecisión, y por la incapacidad de su partido de retener control de un poder legislativo cada vez más dividido e ineficiente.

Virtual empate

 

Es previsible que Obama maneje en sus discursos de campaña el tema de la recuperación económica, pero es un enfoque resbaladizo. La creación de empleo es mínima y el mercado de bienes raíces sigue deprimido. Sólo el mercado automotriz repunta. Es difícil que Obama apuntale su reelección en la promesa de que hoy en día es más barato comprar un Ford.

La urgencia de Obama por encontrar consensos para salir de la recesión fue su talón de Aquiles desde que llegó a la Casa Blanca: tanto transó, que traicionó a sus bases, incumplió sus promesas, aisló a sus aliados y colaboradores, y la recompensa final fue tan magra que no la puede presentar realmente como victoria.

Obama puede ser también un candidato vulnerable: se nota su vulnerabilidad en escándalos como el de los agentes del Servicio Secreto que se fueron de picos pardos en Cartagena, o el caso de corrupción en la Administración General de Servicios. Es preocupante además su obsesión por opinar de todo, en especial de temas que nada tienen que ver con la dimensión de estadista que debe tener un presidente.

Con todo, Obama se apuntó estos días un punto importante en materia de establecer una agenda, al declarar que estaba a favor de los matrimonios entre personas del mismo sexo. Riesgo calculado: ganarse el favor de un sector importante del electorado, a sabiendas de que polarizará aún más a otros sectores. Aún así, el comentario de Obama ha marcado la agenda política de estos días, y Romney no sabido responder.

En términos de generación de entusiasmo, Romney no la tiene fácil. Su perfil de mormón y multimillonario lo desconectan por completo del americano medio. Y la creciente ideologización y radicalización de los republicanos le impide calmar los ánimos de grupos extremos como el Tea Party para recuperar el centro, esa suculenta masa de millones de votantes independientes que necesita para ganar.

Esa es otra ironía del actual momento político: para recuperar la legislatura, el Partido Republicano tuvo que darle cabida a la simpleza y estridencia del Tea Party. Ganada la Cámara de Representantes como supuesto anticipo de la Presidencia, la destructiva ingenuidad del Tea Party ha terminado por torpedear la acción legislativa y radicalizado a tal extremo al Partido Republicano, que lo vuelve irreconocible. Que un candidato flojo y apelmazado como Romney sea su apuesta presidencial, es una elocuente muestra de la filosofía del “peor es nada”.

El votante, entretanto, se rasca la cabeza, incapaz de distinguir el olor de las madalenas del de las hamburguesas.

 

Anuncios

Acerca de gerardo1313

Escritor y periodista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, y del Premio Nacional Repertorio Español, 2016, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, los poemarios En el pais del silencio (2015, Ediciones Oblicuas; y Silencio del tiempo, 2016, Abismos editorial) y la antología Diáspora: Narrativa breve en español de los Estados Unidos, de la que es coordinador y que fue publicada por Vaso Roto Editores en 2017. Ex director editorial de la revista contratiempo.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 654 seguidores

Gerry’s Tweets

mayo 2012
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: