you're reading...
Mexico

De candidatos, universidades e ingenuidades

(Crónicas del 2012, II)

Hoy no subo enlaces ni vídeos. Hablo desde mi distancia, la que me dificulta la comprensión del proceso electoral que se avecina en México, y que me angustia porque muchas veces pierdo el contexto. Hablo desde mi ingenuidad y a sabiendas que se me escapa el contexto.

Hablo como ex alumno de la Universidad Iberoamericana, y desde mis recuerdos de una época feliz como estudiante de Comunicación, donde aprendí mucho, pero también viví más que aprendí, y entre esa vida y ese aprendizaje hubo también protestas en las que fui tímido participante. Pero participé.

Hablo con consternación porque siento que se nos escapa México de entre las manos: no porque estudiantes de tal o cual universidad protesten, o porque haya tales o cuales tuiteros y agitadores que intenten manipular grupos o de hecho lo consigan, o porque en vez de preocuparnos por el contenido de un debate nos preocupó la forma, y nos preocupó una edecán.

Como dicen en Estados Unidos: no vemos el bosque porque estamos distraídos con los árboles.

El bosque es sombrío: un país donde la violencia, y la violenta respuesta a la violencia, le roban el territorio, la tranquilidad y la vida a la gente; donde aparecen decenas de decapitados en una carretera y el deplorable presidente tuitea sobre las exhalaciones del volcán Popocatépetl; y donde los cuatro candidatos, insisto, los cuatro, son como se dice por acá, empty suits, ropajes abandonados de sus cuerpos, cuerpos abandonados de ideas.

No hay propuestas: hay gritería, hay insultos, hay descalificaciones, hay amenazas.

Un candidato, Peña Nieto, visita mi universidad, y lo abuchean, y entre gritos e improperios se marcha.

Inmediatamente los análisis: no eran auténticos estudiantes, eran agitadores que manipularon a la masa con un discurso de odio.

Insisto, soy ingenuo. Pero no pendejo.

Sé que toda masa es maleable y manipulable, y no lo digo yo, lo dice Elías Canetti. Lean Masa y Poder. Sé que en toda manifestación hay gente que acude con un sincero ánimo de expresarse, y otros acuden a sacar ganancia, a provocar una respuesta planeada con antelación, a manipular para suscitar.

Y así como hay manipuladores de un lado, los hay de otro. El propio PRI ha manipulado los vídeos y las imágenes de ese momento, que quizás (ha pasado muy poco tiempo) tenga repercusiones posteriores, y ha manipulado el debate en los medios impresos y electrónicos y en las redes sociales. Tanto, como sus enemigos.

Pero lo que se pierde en medio de este ir y venir de acusaciones es el sentido histórico de la gravedad del momento nacional, y de la urgencia de los reclamos de la gente.

Entre esa gente, los jóvenes de la Ibero. Sí, son jóvenes. Ingenuos, tal vez. Maleables, tal vez. Es parte de ser joven. Y se expresan, y cuestionan, gritan, abuchean, alburean, mientras madres, inventan cantos, toman vídeo con sus teléfonos. Viven.

Tienen derecho a su expresión y no tienen derecho los candidatos a asustarse u ofenderse. Y si se asustan o se ofenden, eso nos revela una vez más que hoy en día, en México, en Estados Unidos, en tantos lugares, la política no es debate, es escenografía.

Y yo soy un ingenuo porque algún día pensé que tal vez alguno de estos políticos realmente traería propuestas de políticas de paz y desarrollo, que es lo que necesita México.

Y yo soy un ingenuo porque creo, fervientemente, que los muchachos de la Ibero expresaron lo que sintieron, aún en medio de intentos de provocación y manipulación.

Y yo soy un ingenuo porque no veo en ninguno de estos cuatro candidatos tamaños ni ideas, ya no para hacer frente a la emergencia nacional: ni siquiera para responder a una agitada visita a una universidad cuyo ideario es la libertad.

Por eso no subo acá vídeos ni pongo enlaces a sesudos artículos. Porque los vídeos ya los vieron millones, y ya sacaron sus conclusiones quienes los hayan visto.

Y hoy, sólo tengo mi profundo afecto por los muchachos de la Ibero, que viven, protestan, gritan, se equivocan, rectifican, lo intentan de nuevo, gritan.

Ojalá esas elecciones de julio estén a la altura de sus protestas y de su libertad.

Así de ingenuo soy.

 

Anuncios

Acerca de gerardo1313

Escritor y periodista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, y del Premio Nacional Repertorio Español, 2016, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, los poemarios En el pais del silencio (2015, Ediciones Oblicuas; y Silencio del tiempo, 2016, Abismos editorial) y la antología Diáspora: Narrativa breve en español de los Estados Unidos, de la que es coordinador y que fue publicada por Vaso Roto Editores en 2017. Ex director editorial de la revista contratiempo.

Comentarios

Un comentario en “De candidatos, universidades e ingenuidades

  1. compañero de causas, me sumo a tu esperanza… abrazo…

    Publicado por Juan-Humberto VITAL | mayo 21, 2012, 7:56 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 654 seguidores

Gerry’s Tweets

mayo 2012
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: