you're reading...
Politica

El nuevo rapto de Europa

Cuenta la mitología griega que Europa era una princesa fenicia, hija de Agenor, rey de Tiria. Zeus se enamoró de ella, y para conseguir su objetivo se disfrazó de toro blanco, animal sagrado en toda la región del Levante. Europa no pudo resistir al encanto del toro y se montó en su lomo, y así Zeus se la llevó a Creta. Y ahí la dejó, entregándola como esposa a Asterión. El mito del toro sagrado está profundamente ligado a la historia cretense; más tarde, Poseidón castigaría la arrogancia de Minos, haciendo que su esposa Pasifae se enamorase de un toro blanco, con quien engendraría a otro Asterión, el trágico Minotauro al que luego Teseo derrotaría en el centro del laberinto construido por Dédalo.

El rapto de Europa. El primero.

El mito del toro es también central en la historia de la mitología europea: su influencia va más allá de Levante, y por la vía de griegos y cretenses llega hasta los celtas y en el tiempo actual sobrevive, cada vez menos, en la fiesta brava.

A lo que quiero referirme hoy es al origen mítico de Europa como una criatura raptada, seducida, y abandonada.

Hoy, en las calles de Madrid, como ayer en las de Atenas, y quizás mañana en las de París y Roma, los europeos marchan su ira ante lo que ven como el moderno rapto, seducción y abandono de una Europa que no fue atraída por la potencia y la belleza bruta del toro sagrado, sino por el reluciente brillo de la moneda única, y por las fuerzas nada míticas pero sí devastadoras de la especulación financiera.

En la década de 1950, Europa decidió integrar sus políticas comerciales y cooperar en materia de energía nuclear. El marco era la Guerra Fría, y el recuerdo de la Segunda Guerra, y el continente buscaba evitar otra conflagración.

Las razones de Estado, que suelen ser sinrazones, hicieron que esa cooperación, limitada pero eficiente, se convirtiera en comunidad, y luego en Unión. Un Super Estado que abrigase la idea escurridiza de la unidad europea, algo ilusorio en un continente históricamente dividido y fraccionado por fronteras, lenguas, culturas y creencias.

La idea de la Unión se firmó en Maastricht, un apacible pueblecito holandés. No muy lejos de ahí, en Alemania, está Aachen, que en español conocemos como Aquisgrán, y donde Carlomagno, siglos antes, soñó otra unión europea, bajo el triple simbolismo de religión, Roma y Germania.

El Sacro Imperio Romano Germánico se diluyó en guerras de fe, territorio y dinastía y en el río de sangre se ahogaron pueblos pobres, hambrientos, y desesperados.

En el siglo XXI, nuevas guerras se están peleando desde los mercados financieros; guerras aún más despiadadas que inmovilizan a los gobiernos y hunden a pueblos que se habían acostumbrado a un cierto bienestar, ese tenue y frágil bienestar de pensiones, salarios decentes, beneficios y derechos laborales que los capitales aborrecen. Los capitales no necesitan fe, territorios o dinastías: necesitan mano de obra barata, y si la mano de obra protesta, ahí están las fuerzas del orden para recordarles que la otra cara de la moneda es el garrote policial y el cráneo abollado y sangriento.

Los gobiernos, meros sirvientes del capital, brillan por su ausencia. Mientras las calles se llenan de desempleados, jóvenes urgidos de respuesta y viejos traicionados en sus pensiones y retiros, los gobiernos ocultan la cara y mandan al policía a gasear y aporrar. Luego acudirán los gobernantes a la fiesta de los banqueros y los especuladores a servirles coñac, puro y café y a limpiarles las botas.

El toro blanco de Creta era un bello símbolo de vigor y fuerza. El toro blanco del capital es hoy un monstruo sin rostro ni memoria, un Minotauro que come pueblos, encerrado en el laberinto creado por la ilusión de unidad, y amurallado de logaritmos financieros y acuerdos de rescate económico.

El Minotauro en su laberinto

Europa ha sido raptada. Otra vez. México, en plena transición política y en plena discusión de una reforma laboral, debería tomar nota.

 

Anuncios

Acerca de gerardo1313

Escritor y periodista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, y del Premio Nacional Repertorio Español, 2016, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, los poemarios En el pais del silencio (2015, Ediciones Oblicuas; y Silencio del tiempo, 2016, Abismos editorial) y la antología Diáspora: Narrativa breve en español de los Estados Unidos, de la que es coordinador y que fue publicada por Vaso Roto Editores en 2017. Ex director editorial de la revista contratiempo.

Comentarios

6 comentarios en “El nuevo rapto de Europa

  1. Gerry, se te olvida que en la fiesta brava, los gobiernos fueron alegres comensales. En Grecia maquillaron sus cuentas publicas sabiendo que el gobierno era insolvente y para mantenerse en la union europea. En Espana, la abundancia fue derrochada por gobiernos central y de las comunidades, de izquierda, derecha y nacionalistas, como si fuese ilimitada. Y la sociedad espanola, disfruto la abundancia y se endeudo feliz, sembrando la complacencia. El capital, los gobiernos, las sociedades. Todos disfrutaron de la fiesta.

    Publicado por Adriana | septiembre 28, 2012, 12:00 PM
  2. Hablas como si la izquierda no tuviera corresponsabilidad en la solución. Disfrutó de la fiesta y ahora que hay que arreglar las cosas después de la cruda cuando se han dado cuenta de los daños causados por la fiesta entorpecen el debate y no colaboran en la búsqueda e implementación de soluciones.

    Publicado por Akitoy | septiembre 29, 2012, 5:58 AM
    • En realidad no hago distingos entre gobiernos de izquierda y/o derecha. Hablo de la ausencia de los gobiernos, y de su complicidad con los poderes financieros, pero el comentario es aplicable a cualquier signo politico.

      Publicado por gerardo1313 | octubre 4, 2012, 12:15 PM
    • En realidad no hago distingos entre gobiernos de izquierda y/o derecha. Hablo de la ausencia de los gobiernos, y de su complicidad con los poderes financieros, pero el comentario es aplicable a cualquier signo politico.

      Publicado por gerardo1313 | octubre 4, 2012, 12:15 PM
  3. Ese puro ya se lo tomó tan a gusto el Marianico por las calles de Gotham, mientras España arde: http://www.pixelydixel.com/2012/09/y-mientras-mariano.html

    Publicado por Susana | septiembre 29, 2012, 1:02 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 656 seguidores

Gerry’s Tweets

septiembre 2012
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: