you're reading...
Literatura

Bradbury, y las flores de Tonatico

imagesPodría comenzar esta historia diciendo que tenía 15 o 16 años cuando leí Crónicas marcianas y Fahrenheit 451, y que estas lecturas me marcaron, aunque no fueron las únicas. En ese entonces vivía en la Ciudad de México, y no sabía si sería periodista, escritor o zoólogo.

O podría comenzar esta historia diciendo que, asentado ya en Chicago en 1998, fui por primera vez (la primera de varias) al pueblo de Waukegan, una hora al norte de la ciudad, ya muy cerca de la frontera con Wisconsin porque ahí vivía, me decían mis fuentes, una creciente comunidad de mexicanos.

En ese momento no sabía que Bradbury había nacido y crecido en Waukegan. Sólo sabía que vivía en Los Ángeles, muy lejos del frío, ventoso y desolado páramo a orillas del enorme Lago Michigan que es Waukegan. Le pasó un poco como a Hemingway, que creció en Oak Park, el pueblo donde ahora vivo, pero en cuanto pudo se fue. Quizás Bradbury habría parafraseado a Hemingway y dicho que Waukegan era también “un pueblo de grandes jardines y mentes pequeñas”.

Pero quiero contar la historia de otra manera. En Waukegan, en efecto, hay una creciente comunidad mexicana. Es una comunidad que lleva años viviendo con complicaciones debido a que muchos de sus integrantes son indocumentados. Y hay mucha gente en Waukegan que no los quiere.

Por un buen tiempo, Waukegan estuvo en las noticias en el área de Chicago – de ahí mis frecuentes viajes – porque a los mexicanos que la policía detenía por conducir sin licencia casi inevitablemente los deportaban. Hubo muchas y enconadas audiencias en el gobierno municipal en torno a este tema.

Waukegan, y su guerra anti-inmigrante

Waukegan, y su guerra anti-inmigrante

Ahora que las licencias de manejo para indocumentados ya son legales en Illinois, la vida será probablemente menos complicada para los mexicanos de Waukegan. Pero no dejará de ser complicada.

Aunque en Waukegan hay inmigrantes de muchísimos puntos de la diáspora mexicana, muchos son de Tonatico, un pequeño pueblo del Estado de México, favorecido por un clima esplendoroso. Son famosas las flores de Tonatico, que se exportan a varios países. Flores que echarán de menos las manos que las cultivaban, y que se fueron muy al norte.

Tonatico, en el estado de Mexico

Tonatico, en el estado de Mexico

En Waukegan, no se dan estas flores. Hace poco el pueblo buscaba desesperadamente la concesión de un casino para traer dólares a su agotada economía. El día de hoy, Waukegan despertó con la noticia de que, debido a la crisis presupuestal nacional, su torre de control, que ayuda a controlar el tráfico aéreo del masivo aeropuerto internacional O’Hare en Chicago, cerrará temporalmente y sus empleados estarán sin trabajo hasta que se resuelva el problema.

Es inevitable pensar en Bradbury, en su sentido del futuro, de la política y la sociedad. Bradbury imaginó escenarios mucho más complejos que la mediocre realidad que obliga al cierre de una torre de control, o que deja flores sin cultivar, o que impide que miles de trabajadores tengan acceso a licencias de manejo, por un quítame allá esos papeles.

Cuando Bradbury murió, hace un año, la Biblioteca Pública de Waukegan recordó que el autor de Crónicas Marcianas pasó muchas horas de su niñez perdido entre los pasillos y estanterías, leyendo un libro tras otro. Esa biblioteca estaba en la Avenida Washington, en el centro del pueblo. Hoy se ha mudado al otro lado de la manzana.

Waukegan no hizo mucho, la verdad sea dicha, por recordar a Bradbury. La biblioteca sí, pero en ese pueblo de gente ruda, en ese páramo sin flores tropicales, quizás muchos no hicieron caso. Sin embargo, la cambiante realidad demográfica de Waukegan nos presenta un ángulo interesante: en el aún escaso acervo bibliográfico en español de la biblioteca, ya aparece una traducción de Fahrenheit 451.

Una flor, en mitad del páramo.

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

marzo 2013
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: