you're reading...
Poesia

Martes de Poesía: Samuel Menashe: el poeta ninguneado #poesía

Extraño el caso del poeta estadounidense Samuel Menashe (1925-2011). Neoyorquino, hijo de judíos rusos, veterano de la Segunda Guerra Mundial (peleó en la famosa Batalla de las Ardenas de 1944), no quiso ser poeta hasta que, como él mismo dijo en alguna ocasión, “se dio permiso de serlo”. Trilingüe (dominaba el francés y el español), también quiso ser periodista mientras vivía en Europa (obtuvo un doctorado en Letras en la Sorbona), y no lo aceptaron en ninguna redacción. Publicó poco (siete poemarios en total, pero dos son recopilaciones), y fue más conocido en Europa, particularmente en Gran Bretaña, que en su propio país.

Menashe admitía pocas influencias, acaso William Blake, pero su principal inspiración fue la Biblia hebrea, en especial los salmos. Optó por una escritura concisa e intimista. Sus poemas son mínimos salmos, que miran hacia el mundo, hacia la mortalidad, hacia el cuerpo y los elementos, y hacia su propio interior.

Samuel Menashe, el ninguneado

Samuel Menashe, el ninguneado

Menashe reconoció que, en plenitud creativa, optó por una escritura poética radicalmente opuesta a lo imperante en los años 60s en la poesía estadounidense, y que era la escuela del Beat. Así, su primer poemario The Many Named Beloved tiene que publicarse en Londres en 1961, y no es sino hasta 1971 que con No Jerusalem But This es publicado en su natal Nueva York.

Es tal el alejamiento de Menashe del mainstream poético estadounidense que en 2004 Poetry Foundation le reconoce con el primer Neglected Masters Award, literalmente el Premio a los Maestros Abandonados, y que yo me atrevería a retraducir como el Premio a los Maestros Ninguneados, un triste y tardío homenaje.

Aquí, algunos poemas de la recopilación que editó Christopher Ricks, publicada por Poetry Foundation en 2005 a raíz del premio a los Ninguneados, titulada Samuel Menashe: new and selected poems. Las traducciones son mías.

 

Viaje

 

El agua se abre sin fin

Ante la proa del barco

Alzándose para descender

Y alejarse

 

Los días se vuelven uno

Yo soy el que fui

 

Duelo

 

Incredulidad

Como principio—

Más tarde, duelo

Se arraiga

Se me aferra

Por donde esté

Ramas me apresan

En mi cama

Estás muerto

 

Sabiduría del guerrero

 

No escudriñes

Una herida secreta—

Aparta tus ojos—

No hay nada que hacer

Donde se extiende la oscuridad

No hay luz que entre

 

 

Reposo en nieves

Apiladas a tal altura

Que nadie sabe

Donde yazgo

 

Entre ramas desnudas

Una estrella decreta

La nitidez del invierno

 

Justo ahora

 

Con mi cabeza gacha

Doblado ante esta pluma

Que es mi arado

No vi

Esa pequeña nube

Sobre el campo—

Despejada frente

Eres su cosecha

 

Repentina sombra

 

Te menosprecio cuervo

Grazna por doquier

No someterás

Este azul aire

 

Soñando

 

Barrido por el viento

Como el mar

En cuyo reflujo

Me duermo,

Los sueños se recogen

En la concha

Que queda,

Y la completan.

 

Sal y Pimienta

 

Aquí y allá

Aparecen canas

En mi pecho—

La edad me sazona

Me da brío—

Soy un sabio

En proceso

Espolvoreado, tembloroso

 

 

Despertar

 

Como uno que nace de nuevo

De la misma madre

Despierto cada mañana

El mismo, otro

Que toma mi nombre

Pero que no puede ubicarme

En sueños, en pesadillas

Donde me convertí

En el que ella pare

 

 

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

Un comentario en “Martes de Poesía: Samuel Menashe: el poeta ninguneado #poesía

  1. Publica sus primeros cuentos en 1959. Gana un premio en el concurso de la revista “Vea y Lea” en 1959 (jurado: Borges, Bioy Casares y Manuel Peyrou).

    Publicado por Alfred E. Richardson | junio 4, 2013, 3:41 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

mayo 2013
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: