you're reading...
Espionaje

Cinco notas sobre el espionaje

                                                                                                   It is hard to say which is worse, the moral                                                                                                                                                         

Sloth of it or the intellectual disgrace.

                                                                                                   Robert Hass, “Bush’s War”

 

1- En el poema “Bush’s War” (La guerra de Bush) Robert Hass habla de la pereza moral y la desgracia intelectual como dos extremos que delimitan el abismo del conflicto armado. Propongo que extendamos esos extremos al espionaje como acto de Estado, no porque el caso Snowden en sí mismo lo merezca, sino porque el caso Snowden es un síntoma de un mal más profundo que invoca precisamente pereza moral y desgracia intelectual: el mal del espionaje como normalidad burocrática. El espionaje ya no es un acto de excepción, sino una más de las pequeñas desgracias que roban al ciudadano medio de toda ilusión de vivir en estados supuestamente democráticos, igualitarios y representativos.

2- En materia de espionaje, uno no puede partir de la ingenuidad. Los Estados espían, y determinan la cada vez más borrosa línea ética, moral y política que las agencias de inteligencia deben recorrer para cumplir con su labor. Entendido. Pero así como uno no puede ser ingenuo, tampoco debe tolerarse que lo traten a uno como un idiota: ¿cuándo, exactamente cuándo, ha logrado un servicio de inteligencia desactivado una amenaza real, interna o externa, contra un Estado? Lo contrario es lo habitual: un Estado es atacado, interna o externamente, a pesar de sus servicios de inteligencia. Y el alegato de “ustedes no saben la de veces que hemos conjurado una amenaza” es, por volver a Hass, de pereza moral y desgracia intelectual. ¿Por qué? Porque los Estados han creado incontables candados legales para evitar toda rendición de cuentas que permita al ciudadano, individual o colectivo, el examen de situaciones de alto riesgo que fueron prevenidas mediante el uso de los servicios de inteligencia.

3- Volvamos al caso Bush. El entramado legal que rodea a la práctica del espionaje estatal cambió para siempre a partir de los atentados del 11 de septiembre del 2001. Bush, y sus peleles retrocristianos Ashcroft y Gonzáles modificaron de tal manera las leyes que las agencias de espionaje pueden ya actuar en absoluta impunidad. Obama, ese gran cínico, pudo dar marcha atrás a esos procesos usando sus poderes ejecutivos. No sólo no lo ha hecho, sino que bajo su mandato el radio de acción clandestina de las agencias de espionaje ha alcanzado extremos sin precedentes, y la impunidad jurídica de esas acciones va muy por encima de lo políticamente tolerable. La gran ventaja para Obama es que él no tuvo que asumir el costo político de crear ese marco de impunidad. Y ante cualquier reclamo, siempre puede alegar que las agencias de espionaje actuaron estrictamente dentro del marco de la ley. Por eso se puede dar el lujo de aparecer en público y decir que no va a perder su tiempo en perseguir hackers de 29 años como Edward Snowden, nomás eso faltaba. En vez de ello dedica su tiempo a cosas más importantes, como darle al sector privado otro año de gracia para la aplicación de la ley de reforma de la salud pública, no sea que las empresas se enojen y apoyen candidatos republicanos en las legislativas de 2014. Con Obama, se aplica lo que decía mi abuela: nos salió más cabrón que bonito.

Snowden: el soplapitos

Snowden: el soplapitos

4- Para lo mucho que se quejan las empresas privadas y sus empleados a sueldo en el Capitolio sobre la “intervención burocrática” y el big government, empresas como Verizon cedieron alegremente datos de sus millones de clientes al gobierno, en especial a la NSA para que espiara a placer a la ciudadanía. ¡Nada tan refrescante como las iniciativas conjuntas gobierno-sector privado en pro del bien común!

5- No siento ninguna simpatía por Snowden. Ni tampoco antipatía. Me parece una figura un tanto patética. Un hacker, un cyberpunk que termina convertido en pelota de ping-pong entre Obama, Putin, Evo Morales y Maduro. No me parece heroico, ni siquiera inteligente. Al menos no es un sinvergüenza como Assange. Desconfío de Snowden porque desconfío de la figura del whistleblower (¡qué terrible, y a la vez elocuente que eso se traduzca en español como “soplapitos”!) como entronización de la excepción a la regla, del acto individual como recurso ante la pereza moral y la desgracia intelectual de las leyes que amparan y hacen impune al Estado que espía y castiga. Con Snowden corremos el peligro de quijotizar al denunciante, es decir, hacer aún más trágicas y patéticas esas figuras, sin resolver el problema de fondo, que es la podredumbre del Estado espía.

Epílogo: siempre es liberador leer y enterarse. Les recomiendo los especiales que Der Spiegel y The New Yorker han dedicado al tema. Lean.

 

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

julio 2013
L M X J V S D
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: