you're reading...
Poesia

Martes de #poesía – La suave ironía de Billy Collins

Leo por ahí que una de las características que distingue al poeta Billy Collins (Nueva York, 1941) es su manejo del humor. Lo acepto como premisa pero creo que en Collins preside más la ironía, una suave y grácil ironía que nos invita a contemplar la belleza de un paisaje en el campo y luego nos hace notar cómo aún en medio de la naturaleza no podemos dejar de oler la mierda de los caballos.

Algo así.

Collins es también considerado un “poeta popular”, en el sentido de que, aparentemente, es un poeta fácilmente accesible para el gran público. Coincido en que el lenguaje que usa Collins es sorprendentemente sencillo y directo, pero contrapongo que para entender lo que nos quiere decir hay que haber leído muchísima poesía antes.

El poeta Billy Collins

El poeta Billy Collins

Collins ha sido Poeta Laureado del Estado de Nueva York, y luego Poeta Laureado de los Estados Unidos (2001 a 2003). El cargo rimbombante es en realidad una distinción oficial que se le hace a un poeta para trabajar por un periodo determinado con la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, a fin de promover la apreciación de la poesía. Creo que Collins habrá sonreído por lo bajo ante esos nombramientos.

Eso me interesa menos de Collins, que el hecho que mi hija Susana y yo, sin saberlo, leíamos el mismo libro de Collins al mismo tiempo; y que cuando nos dimos cuenta disfrutamos mucho comentarlo. Ese libro es Horoscopes for the dead (Horóscopos para los muertos), publicado en 2011 por Random House, décimo tercer título de su trayectoria.

Estas versiones son, como las de pasadas entregas, mías. Ustedes disculparán lo mal traducido.

 

Tumba

 

¿Qué opinas de mis nuevos lentes?

Pregunté parado bajo la sombra de un árbol

ante la tumba de mis padres,

 

y lo que siguió fue un prolongado silencio

que descendió sobre las filas de los muertos

y sobre los campos y lo más lejanos bosques,

 

uno de los cien tipos de silencios

según la creencia de los chinos,

cada uno distinto de los otros,

 

pero las diferencias tan sutiles

que sólo unos pocos, especiales monjes

podrían distinguirlos.

 

Te dan un aspecto muy académico,

oí que decía mi madre

tan pronto me recosté sobre la tierra

 

y puse una oreja sobre el suave césped.

Luego me giré y puse

mi otra oreja sobre la tierra,

 

la oreja con la que mi padre gusta de hablar,

pero no me decía nada,

y no pude encontrar un silencio

 

entre los cien silencios de los chinos

que correspondiese al que él había creado

aunque fui yo quien

 

se inventó el tema

de los cien silencios de los chinos—

el Silencio del Barco Nocturno

 

y el Silencio del Loto,

primo del Silencio de la Campana del Templo

sólo que más profundo y suave, como pétalos, en sus extremos más lejanos.

 

Palermo

 

Fue tonto de nuestra parte dejar la habitación.

La solitaria plaza ardía.

Su reloj parecía a punto de derretirse.

 

El calor era como un mazo que golpeaba una pelota

Y la hacía rebotar entre las ortigas del verano.

Hasta las abejas se habían dado de baja por el día.

 

Lo único que se movía aparte de nosotros

(y para entonces nos refugiábamos bajo un toldo)

era una ardilla que corría de un lado para otro

 

como si cambiase de opinión

sobre si cruzar la calle,

su cabeza y su cola retorciéndose de indecisión.

 

Tú mirabas el escaparate de una tienda

pero yo miraba a la ardilla

parada ahora sobre sus patas traseras,

 

y tras una pausa para mirar por todas partes

comenzó a cantar con una bella voz

un aria melancólica sobre la vida y la muerte,

 

sus patas delanteras agarradas a su pecho,

su rostro lleno de anhelo y esperanza,

conforme el sol se desplomaba

 

sobre los techos y marquesinas de la ciudad,

y la Tierra seguía su viaje

fijando la postura de la luna

 

que aparecería más tarde esa noche

mientras nos sentábamos en un café

y yo me subía a la mesa

 

con la aprobación del propietario

y cantaba para ustedes y para otros

el aria que la ardilla me había enseñado a cantar.

 

Génesis

 

Era tarde, por supuesto,

sólo nosotros dos aún a la mesa

concentrados en una segunda botella de vino

 

cuando especulaste que tal vez Eva fue primero

y Adán surgió como una costilla

que saltó del costado de ella una tarde paradisiaca.

 

Tal vez, recuerdo haber dicho,

porque mucho era posible en aquel entonces,

y mencioné la serpiente que hablaba

y las jirafas que estiraban el cuello por fuera del Arca,

sus narices apuntando hacia arriba bajo el chubasco del Antiguo Testamento.

 

Me gusta un hombre flexible de pensamiento, dijiste entonces,

alzando hacia mí tu copa iluminada a la luz de la vela

y yo alcé mi copa hacia ti y comencé a preguntarme

cómo sería la vida si yo fuera una de tus costillas—

estar contigo todo el tiempo,

viajando bajo tu blusa y tu piel,

atrapado bajo el suave peso de tus pechos,

 

tu costilla favorita, supongo,

si acaso te detenías a contarlas

 

que es lo que yo hice más tarde aquella noche

después que te quedases dormida

y estábamos pegados muy juntos tu espalda y mi vientre

tus largas piernas contra el largo de las mías

mis dedos en la loca enumeración que proviene del amor.

 

Dos criaturas

 

La última vez que miré, el perro estaba tendido

sobre el césped recién cortado

pero ahora se ha puesto bajo la mesa del picnic.

 

Me pregunto qué le hace moverse

de un lugar a otro,

levantarse sin razón aparente de su sitio

 

junto a la estufa, rascarse una oreja,

luego cambiarse de lugar, para tumbarse

al otro de la habitación, junto al gran ventanal,

 

o lo veo que brinca hacia el sofá para sestear

para luego encontrarlo

sobre el tapete turco, su nariz sobre la orilla.

 

La luna atraviesa el cielo nocturno

y se detienen para mirar la Tierra

y el perro pasa por estas habitaciones

 

rumbo al jardín, haciendo pausas aquí y allá

para dormir o quedárseme viendo, su cabeza entre las patas,

para contemplar la inodora pluma en mi mano

 

o el libro abierto sobre mi regazo.

Y porque sus ojos siempre me siguen,

debe preguntarse, también, por qué

 

voy de un lugar a otro,

del sofá al lavabo

o al sacapuntas de la pared—

 

dos criaturas unidas por la sorpresa,

pero al contrario del perro, nunca me he preocupado

cuando le dejo salir por la puerta trasera

 

de que se suba el coche

y abandone para morir

tras las sólidas, cerradas puertas de esta casa.

 

Noche y día

 

Es raro cómo funciona,

eso de respirar todo el día y continuar

por la noche

cuando estoy ausente de la compañía de los despiertos

inconsciente hasta de las ventanas del dormitorio

y el baile fantasmal de las cortinas

pero todavía respirando

y dándome vuelta en la cama

arropándome con las frazadas

tal vez atrapado en los hierros de algún sueño,

como aquél de los pájaros, pero

más bien como una malévola sociedad de pájaros

una especie de pandilla de barrio

que da una fiesta en la cuadra

con los habituales globos y sillas plegables

y mesas cubiertas de platos tapados

y muchos niños corriendo

en círculos o líneas zigzagueantes

sólo que todos tienen enormes cabezas de pájaro,

aún lo niños tienen cabezas de pájaro,

y sí, lo adivinó bien,

los pájaros allá en los árboles

tienen pequeños rostros humanos

y todos hablan entre sí

sobre el nuboso clima

y los arbustos cargados de moras

como si nada de esto fuese ni siquiera gracioso.

 

 

 

 

 

 

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

3 comentarios en “Martes de #poesía – La suave ironía de Billy Collins

  1. Maravilloso, Billy Collins. Lo malo de la poesía y otros poemas, es uno de mis poemarios preferidos. Gracias por estas nuevas traducciones.

    Publicado por halcondelanoche | julio 23, 2013, 2:27 PM
  2. NUEVA YORK (AP) — Philip Levine, un poeta ganador del premio Pulitzer conocido por sus detallados y personales poemas sobre la clase obrera, ha sido designado poeta laureado de Estados Unidos.

    Publicado por silver price | julio 23, 2013, 11:59 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

  • Hat trick de Arda, y como en el dicho: la mete con todo y arquero.Tweeted 35 minutes ago
  • Ejercicio para dejar de fumar: no encienda un cigarrillo hasta que marque un gol Paco Alcacer.Tweeted 43 minutes ago
  • @Diaz_Monges Estos chicos de Gijon, tan tozudos ellos.Tweeted 44 minutes ago
  • 3-0. segundo de Arda. Y que me expliquen, de verdad, por que no juega Aleix Vidal mas seguido.Tweeted 48 minutes ago
  • Y con Arda llega el 2-0.Tweeted 52 minutes ago
julio 2013
L M X J V S D
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: