you're reading...
Violencia

Semillas del odio

No hay un factor que por sí  solo explique la matanza ocurrida el viernes pasado en el área de la Universidad de California en Santa Bárbara.

No podemos enfocarnos nada más en la misoginia de Elliot Rodger, el imbécil veinteañero que odiaba a las mujeres porque nunca se había acostado con una y tenía que confesar al mundo, vía YouTube, su ridícula virginidad.

No podemos enfocarnos nada más en el continuo y estéril debate sobre las armas de fuego, o en la incompetencia de los políticos, de Obama para abajo, que hablan y hablan sobre las armas y no hacen nada.

No podemos buscar explicaciones nada más en la psicología, los desbalances químicos del cerebro, o la falta de acceso suficiente a las terapias.

No podemos, ni siquiera, atrincherarnos en la crítica al poder reproductivo de las redes sociales (Rodger descargó su letanía de idioteces en YouTube sin que nadie lo tomara en serio).

Nada de esto explica por sí sola la matanza. Todos, sin embargo, son elementos que confluyen en una misa dirección.

images

Victimas del odio

Todos son semillas del odio.

Y en el odio, el odio como filosofía de la vida, el odio como motivación, el mal encarnado en el libre albedrío de un muchacho idiota, está la razón de todo lo que ocurrió.

No tenía Elliot Rodger una mala vida. Su vida fue de privilegio –sin ser de familia millonaria, acumuló viajes y vivió cómodamente tanto en Europa como en los Estados Unidos. Pese al divorcio de sus padres, el pequeño Elliot tuvo, en algún momento, hasta dos niñeras a su disposición.

Nada mal.

Las casi 200 páginas de ‘manifiesto personal’ de Elliot Rodger revelan una letanía de complejos cuyo origen desconocemos. Tal vez Rodger no fue capaz de enfrentarlos y revelar su gestación. O, en su monstruosa visión de sí mismo, no le convenía hacerlo.

Pero en paralelo a esa vida cómoda, privilegiada, un odio profundo se va exacerbando ante lo que parece ser una ausencia, indiferencia, o impotencia de los padres. Algo que probablemente tampoco sabremos.

Sabemos esto: El odio de Rodger fue sembrado por una cadena de sucesos, ideas y visiones. En el centro de su enferma galaxia giraban planetas de intolerancia, misoginia, megalomanía que como semillas fueron acercándose al centro y fecundando un odio hacia el mundo que finalmente se topó con armas de fuego.

Muchos entonces pivotean sobre este punto para abordar el tema de las armas, y sobre la falta de acción de gobiernos y políticos. Hay una horrible pero cierta ironía en el odioso lema de la Asociación Nacional del Rifle, el principal lobby de Estados Unidos en pro de la tenencia de armas: “Las armas no matan a las personas. Las personas matan a las personas”. La verdad de ese lema estriba en el hecho innegable de que, sin armas de fuego, entonces nos mataríamos a cuchilladas, espadazos, pedradas, patadas, puñetazos o cabezazos. Pero el lema manipula, porque nos lleva a ver un solo ángulo del problema.

Es el odio el que mata.

Rehenes del odio

Rehenes del odio

Porque muy lejos de la vida de privilegios de Elliot Rodger, de sus viajes a Europa, de su BMW, están las calles broncas de Chicago donde cada noche muere alguien a balazos. Las semillas de ese odio no son las del privilegio de clase y la misoginia: son las de la pobreza, el fracaso educativo, la falta de oportunidades económicas, la degradación, la exclusión racial, y las drogas.

Y porque muy lejos de la vida de privilegios de Elliot Rodger está Boko Haram en Nigeria y su odio contra las mujeres, que es un odio regado con semillas de intolerancia religiosa.

Y porque muy lejos de la vida de privilegios está México y sus cárteles del narcotráfico cuyo odio es el resultado de muchos otros factores: pobreza, falta de oportunidades, migración, autoritarismo, ambición, corrupción.

El odio acepta todo tipo de semillas, y revierte su fruto en muerte.

En Estados Unidos, nada cambiará sobre el tema de las armas, a pesar de Santa Bárbara, a pesar del imbécil escuincle Elliot Rodger, porque la posesión de armas no es una mera cuestión legal o reglamentaria. Es un tema ideológico y cultural, arraigado en una visión del mundo.

Hasta que no cambie el parámetro cultural, el odio seguirá fructificando y encontrando canales de expresión.

 

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

4 comentarios en “Semillas del odio

  1. Standing ovation, Gerry.

    El odio, sobre todo, le da al odiador la certeza de que lo hace por una causa justa. El odio hace al otro malo y a uno, bueno. El odiador lo hace sin culpa y todavía se siente mejor por hacerlo, porque es lo que cree que debe ser.

    No se odia por convivir. Se odia para acabar con aquello que se percibe como malo y amenazador y el mismo odio refuerza esa percepción. Y no sólo acabarlo: se trata de destruirlo de la peor manera posible.

    Si el amor es ciego, el odio es ciego y colérico. Además siempre encuentra la manera de dañar a lo odiado más allá de toda lógica o justicia.

    A mi parecer nadie lo ha dicho mejor que Michael Corleone: “Never hate your enemies. It affects your judgement”

    Publicado por ᙢᘮᖇᘐᕮᘉ (@Murgen_) | mayo 29, 2014, 11:07 AM
  2. Excelente reflexión sobre este complejo tema e invitación a que como sociedad propaguemos otro tipo de semillas.

    Publicado por Magdalena Garcia | mayo 29, 2014, 5:01 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

mayo 2014
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: