you're reading...
Cine

Máscara de la máscara: el miopic Cantinflas

Comienzo con una aclaración. Creo que Óscar Jaenada es un enorme actor. A mi modo de ver, tiene esa rara capacidad de desaparecer detrás del personaje para darle vida. Robert Duvall tiene ese duende, lo mismo que Bruno Ganz y Gary Oldman.

Quien polemice sobre la cinta Cantinflas (2014, dirigida por Sebastián del Amo) a partir de haber seleccionado a un actor español para encarnar a una figura mítica del cine y la televisión mexicanos, se equivoca por completo. En ninguna parte está escrito que sólo mexicanos puedan, en el cine, encarnar a mexicanos; españoles a españoles. En Estados Unidos es frecuente que actores británicos o canadienses encarnen a personajes estadounidenses y nadie se desgarra las vestiduras.

Hay que subrayar también el reto de Jaenada: encarnar a dos máscaras. Cantinflas era una máscara, un personaje creado por el actor Mario Moreno para darle vida a una imagen, a una amalgama de personajes de la calle en el México inmediatamente post-revolucionario. Con el paso del tiempo, la máscara de Cantinflas se mezcló con la máscara de Mario Moreno, creando un curioso personaje bifronte. Jaenada tenía que dar vida a ambos personajes, y mostrar física y dramáticamente las diferencias entre ambos.

Esto, a mi modo de ver, es lo único rescatable de la cinta.

Jaenada, como Cantinflas

Jaenada, como Cantinflas

Hay pocos sub-géneros más detestables, en cine y televisión, que el biopic. Propongo rebautizarlo como miopic. Veo en los biopics una intención maligna de tomar la biografía de un personaje, hundirla en un hediondo cubo de agua azucarada helada, para luego verterla sobre la cabeza del espectador en una especie de perverso reto.

Eso es Cantinflas: un diabético videoclip que tiene además la mala leche de desperdiciar a un gran actor, limitando su rango dramático con un guión ñoño y una dirección torpe. La idea del director, de ir y volver entre épocas de la vida de Moreno/Cantinflas es un mero señuelo para ocultar el absurdo arco narrativo y la pobreza de guión y diálogos.

Moreno, y su máscara, fueron testigos y actores de una época convulsa y definitoria: el México post-revolucionario que se agita entre la violencia y la búsqueda de una vida cívica y ordenada, entre la pobreza y el sueño de grandeza, entre la ideología y el corporativismo político, entre el provincialismo y la modernidad. Moreno y Cantinflas son centrales en ese mito al que se ha dado en llamar La época de oro del cine mexicano y que, aún siendo más oropel que metal, tiene un trasfondo social, político, económico, ideológico, que refleja y define una visión del mundo. Nada de esto –nada—consigue capturar el largometraje. Detrás de las máscaras del Cantinflas de Del Amo hay un vacío inmenso, narrado a ritmo de videoclip y gag.

La complejidad misma de Moreno como hombre de su tiempo, y de Cantinflas como personaje que, retratando a una parte de ese México convulso reinventa su lenguaje, también se pierde: ahí donde Jaenada podría haber volado con alas propias para marcar esa intensidad dramática, es el propio guión quien le corta el vuelo reduciendo sus puntuales escenas a retazos de algo que carece de continuidad y sentido. La máscara de la máscara es la caricatura del vacío.

Mario Moreno, como Cantinflas

Mario Moreno, como Cantinflas

No dudo que Cantinflas tendrá éxito comercial. Seguramente ganará premios. Jaenada los merece. Hago votos por seguir viendo a un actor fascinante, de enorme oficio; pero sobre todo, hago votos porque le acompañen guiones y directores que le permitan hacernos soñar.

Esta vez no les dejo el clip. No vaya a ser que a alguien se le suba el azúcar.

 

 

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

2 comentarios en “Máscara de la máscara: el miopic Cantinflas

  1. De acuerdo contigo Gerardo, me parece un actor excelente Óscar Jaenada, pero la película malísima, se nota la hechura de Televisa, parecía videoclip de Luis Miguel, todos los demás personajes huecos por completo, si pegan estampitas en la película el resultado hubiera sido el mismo.
    Me dio pena ajena Bárbara Mori, La Doña… bueno
    Se hizo con poco presupuesto y no sólo me refiero al dinero.
    Pobrísima en todo sentido salvo Jaenada.

    Publicado por Maru Guerrero | septiembre 16, 2014, 2:19 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

septiembre 2014
L M X J V S D
« Ago   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: