you're reading...
Terrorismo

Charlie Hebdo, y la fruta colgante

Este es el año en que el semanario sarcástico francés Le canard enchainé cumple un siglo. Nació de una protesta contra la censura. De esa tradición, del periodismo irreverente y punzante, del periodismo hinchapelotas, es que surge Charlie Hebdo que, además, ve la luz en los tumultuosos y complicados años 60.

Contra lo que muchos creen hoy en día, Charlie Hebdo no sólo hizo del islamismo extremo el blanco de sus dardos. En sus páginas y caricaturas, la irreverencia del equipo editorial se cebó contra católicos, judíos, conservadores, liberales, apóstoles de la cultura y la civilización y todo aquel que se tomase excesivamente en serio. Su misión era denunciar el extremo, ridiculizar la pomposidad y poner en su sitio a la militancia de alarido y puño en alto.

Como toda persona o medio que hace uso del humor para satirizar, Charlie Hebdo se colocó en una posición de alto riesgo, algo que también es común a todo órgano periodístico, sea sarcástico o no, porque la misión del periodismo es ver al emperador en pelotas. Charlie Hebdo se convirtió, por desgracia, en algo para lo cual hay una elocuente expresión en inglés: low hanging fruit, es decir, la fruta que cuelga de la rama más baja y que es más fácil de arrancar.

Si el extremismo criminal de Al Qaeda e ISIS, que busca pretextos para imponer su agenda de sangre e intolerancia, necesitaba una fruta colgante en Francia, Charlie Hebdo estaba muy a la mano.

Sin miedo

Sin miedo

Digo, por si hace falta aclararlo, que nada, absolutamente nada de lo que haya publicado Charlie Hebdo, justificaba la sangrienta y cobarde matanza de su equipo editorial y la espiral de violencia e intimidación que sigue desarrollándose hoy en Francia, al menos hasta la hora en que escribo esto.

Pero también hay que decir esto: hay más de una fruta colgando de la rama más baja. Y es precisamente el extremismo islámico el que, irónicamente, se ha puesto en esa posición.

Podemos trazar una línea que comienza con las Torres Gemelas de Nueva York, sigue por los atentados del subterráneo en Londres, continúa por la Estación de Atocha en Madrid, pasa por la maratón de Boston, y sigue hasta el barrio parisino donde dos imbéciles fuertemente armados atacaron al equipo de Charlie Hebdo.

En ninguno de estos casos se ha producido un diálogo político y diplomático de alto nivel con el liderazgo islámico internacional, mucho menos con los gobiernos de Irán, Afganistán, Yemen, Arabia Saudí u otros países donde se acoge, entrena y educa a muchos militantes del extremismo armado.

Por el contrario, lo que ha habido, tanto en Estados Unidos como en Europa, y con el consiguiente impacto en países terceros, es un extremo endurecimiento de las políticas de seguridad lo cual ha ido, progresiva e inevitablemente, coartando la libertad y privacidad de los individuos.

Francia, desde hace tiempo, tiene un diálogo pendiente con su población islámica, que ya abarca a casi 10 por ciento del Hexágono.

Uno de los principales escritores franceses del momento, Michel Houllebecq, ha escrito una novela de ficción política en la que un partido islámico gana la presidencia, confrontado al derechismo nacionalista de los LePen. No es descabellado. Lo que he estado leyendo y viendo en muchos medios franceses es un discurso de “ellos contra nosotros”, “la civilización francesa, occidental, cristiana, contra los bárbaros”, “o se adaptan los musulmanes a los valores franceses, o que se larguen”.

Espiral de violencia

Espiral de violencia

Las democracias occidentales, hoy en día, se sostienen sobre arenas movedizas. Los valores tradicionales de libertad individual están constreñidos por una vigilancia creciente, y son fruta colgante tanto para el extremismo armado, como para el Estado. Veamos si no la pobre respuesta de Estados como España o Grecia ante protestas populares, o la creciente inestabilidad en Estados Unidos por la descontrolada violencia policial contra la población afroamericana. Las democracias occidentales están quedándose sin respuestas válidas, lo cual también alentaría un enfrentamiento de extremos, algo como lo que imagina Houllebecq o que, fuera de la ficción, es lo que se vivió estos días en París donde el sarcasmo se topa con las balas.

Me sumo a quienes defienden el derecho de un medio como Charlie Hebdo a burlarse de la ridícula sacralidad de los ayatolás de turno. Pero me temo que muchas y siniestras manos, desde idiotas armados a políticos cínicos y ventajistas, están dejando las ramas desnudas de fruta.

Anuncios

Acerca de gerardo1313

Escritor y periodista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, y del Premio Nacional Repertorio Español, 2016, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, los poemarios En el pais del silencio (2015, Ediciones Oblicuas; y Silencio del tiempo, 2016, Abismos editorial) y la antología Diáspora: Narrativa breve en español de los Estados Unidos, de la que es coordinador y que fue publicada por Vaso Roto Editores en 2017. Ex director editorial de la revista contratiempo.

Comentarios

7 comentarios en “Charlie Hebdo, y la fruta colgante

  1. El traje nuevo del emperador es la sumisión. Excelente artículo.

    Publicado por Maia L.B. | enero 10, 2015, 3:12 AM
  2. Reblogged this on SAUDADE.

    Publicado por lucecita203 | enero 10, 2015, 10:11 AM
  3. Lo comparto. Ojalá lo pudiera traducir al francés para pasárselo a mis colegas que no hablan español. Muy bueno.

    Publicado por Angustias | enero 10, 2015, 10:49 AM
  4. Buen análisis. Ciertamente lo difícil es agarrar las cosas por el tronco.

    Publicado por Magdalena Garcia | enero 11, 2015, 8:37 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 654 seguidores

Gerry’s Tweets

enero 2015
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: