you're reading...
Cine

Boyhood, y por qué no me funciona

Vista la recepción crítica que el largometraje Boyhood del estadounidense Richard Linklater tuvo con su debut en Sundance, su presentación en Berlín, y los Globos de Oro obtenidos, podemos prever que será la película a seguir en los próximos Oscar.

La cinta tiene, ciertamente, la envergadura de un clásico: filmada a lo largo de un periodo de 12 años relata la vida de un niño desde su primera infancia hasta su entrada en la vida adulta, los 12 años clave en la formación de una persona, los Wonder Years y, en torno a esa vida la de sus padres y su hermana, y de otros adultos, con sus distintos grados de éxito, fracaso, rutina, disfunción, amor, desamor, esperanza y desesperanza. En el trasfondo, un país también en transición, con sus guerras, sus depresiones económicas y la constante batalla de la clase media por mantener la cabeza por encima del agua.

Las actuaciones son sólidas, en particular las de Patricia Arquette y Ethan Hawke, los muchas veces confusos, contradictorios, pertinaces padres del protagonista. El trabajo de Linklater, la fotografía y la música enmarcan un sólido conjunto en el que pasa mucho, y no pasa nada.

Como la vida misma.

Y sin embargo, no me funciona.

Desde que la vi (por primera y, espero, única vez), he venido preguntándome por qué me invadió un sopor aunado a una creciente exasperación. En el sofá de casa, viéndola con mi mujer, más de una vez nos preguntamos en voz alta “¿Y cuánto más le queda?”.

La relativa angustia crece porque tantos de mis amigos, y de otras personas a quienes sigo y respeto en redes sociales, la han alabado (si bien muchos otros amigos la han deplorado, como yo). ¿Me perdí algo? ¿Me distraje?

Sólo lo puedo explicar de esta manera: una película me atrapa o no me atrapa, me hace soñar o me hace dormir, sin puntos intermedios. Me engancho a un personaje y su historia, o los dejo que se disuelvan en la nada. La magia del cine siempre ha sido, para mí (no estoy teorizando, simplemente contando mi experiencia), el viaje fuera de mi mismo. En 120 o más minutos, dejo quien soy y lo que soy y me pierdo en un universo de imágenes, sonidos y palabras.

Boyhood no me llevó a ninguna parte.

Insisto que la película tiene méritos innegables. La sola idea del proyecto, desarrollar la historia a lo largo de 12 años, es fascinante no sólo por el arco narrativo de los personajes, sino porque el arco narrativo abarca también a los actores. La tenue frontera entre el actor y su personaje se rompe, la metamorfosis se desnuda.

Pero ni así.

Y sigo sin estar seguro por qué, pero como decía mi abuela: lo que es parejo, no es chipotudo.

El otro día conversaba con alguien sobre esos momentos del cine que te marcan. Ese día habían puesto en la tele, por enésima vez, El Bueno, el Malo y el Feo de Sergio Leone. La he visto por lo menos 20 veces. Y la seguiré viendo.

Porque en ella está esa materia de sueños que se me escapó de Boyhood, o que ésta no tuvo.

Sólo lo puedo expresar con esta imagen: Tuco, interpretado por Eli Wallach, corriendo entre las tumbas de los caídos en una colina cualquiera en cualquier campo de la Guerra Civil de Estados Unidos. Tuco, desaforado, ciego de ambición, ardiendo de la fiebre del oro que está buscando y que está enterrado en una de esas tumbas, leyendo apuradamente los nombres de los muertos no para honrarlos, sino para encontrar las monedas del oro confederado, mientras suena en toda su magnitud L’estasi dell’oro de Ennio Morricone.

Esa magia, esos segundos de perfección, esa ensoñación, no apareció para mí en Boyhood.

Les deseo sinceramente buena suerte a Linklater y su cinta. Probablemente ganarán muchas preseas más. Lo digo sin sarcasmo, lo digo en serio.

Yo me iré a correr entre tumbas.

 

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

4 comentarios en “Boyhood, y por qué no me funciona

  1. Yo estoy de acuerdo. La vi con mi cuasi-novio y mejor nos pusimos a hacer otras cosas. Y después, ya físicamente cansados, volvimos a ponerla en donde se había quedado. Se nos quito el cansancio y volvimos a alegremente distraernos de tan aburrida que estaba. ¿Cuál era el punto? ¿Tardarse 12 años? ¿Solo por eso se merece un Oscar?:/ No, la vida es más interesante (hasta la mía) en 12 años.

    Publicado por susamhdez | enero 22, 2015, 8:06 PM
  2. La ví una vez, en un largo vuelo. Fue la primera película de ese viaje, así que no estaba cansado por la monotonía del encierro en la lata voladora. Me pasó lo mismo, a la mitad ya estaba aburrido, mucho. La terminé de ver más por un sentimiento de “dicen que es buena, vamos a verla completa” que por otra cosa. No me dejó nada, si acaso ganas de dormir. En fin, en gustos se rompen géneros y narices (a veces). ¡Saludos!

    Publicado por Emilio Mendoza | enero 29, 2015, 12:15 PM
  3. Para mi una película con mucho mérito, muy fácil de ver. Y pese a eso, estoy de acuerdo con SUSAMDEZ en que su vida es seguramente más interesante que la de los protagonistas de Boyhood. De hecho, creo que ése es el mensaje de la película: que la vida real no necesita artificios para merecer ser contada. Lo que no me queda claro es que la fuerza de la película no se deba a la novedad de ser tan diferente en su estructura a las historias convencionales, quiero decir, en omitir los “milestones” que uno aguardaría: las graduaciones, los matrimonios, los primeros besos…¿Cómo reaccionaría a ella un espectador que no conozca esos caminos trillados?

    Publicado por geografías invisibles | enero 31, 2015, 2:24 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

enero 2015
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: