you're reading...
Estados Unidos

Corren los caballitos, los grandotes y los chiquitos

Lo poco que sé –y es poquísimo- de caballos lo aprendí de mi abuela Susana que de vez en cuando me llevaba al Hipódromo de las Américas. Lo suyo no era tanto una afición al hipismo como a las apuestas. Pero, habiendo nacido en un rancho en el estado de Guanajuato, mi abuela tenía esa relación con los caballos que es virtualmente imposible para nosotros, los citadinos.

Confieso, además, que los caballos, vistos de cerca, me provocan terror. Si se diese una situación en que se me encierre con un animal, preferiría mil veces un león, un tigre, un oso, un rinoceronte, que un caballo. Los considero irascibles, impredecibles y debido a su tamaño y fuerza, letales.

Pero verlos correr, aquellas grandes bestias montadas por hombres pequeñísimos, todo sudor, furia y músculo, sobre la tierra que a veces era lodo, mientras tomaba de la mano a mi abuela o bebía una limonada, me producía un placer difícil de explicar.

Mi abuela miraba a las bestias con ojo crítico cuando antes de cada carrera los caballos se daban un paseíllo. Miraba sus números y su programa y, antes de irse a apostar, me susurraba al oído, “el 7 va a ganar”, o “7-4-5 para la trifecta”. Me explicó con detalle –ya lo he olvidado- lo que son trifectas, exactas, y perfectas. Me habló de momios, de jockeys. Recordándola, no puedo dejar de pensar en aquellas escenas de Kramer en el hipódromo, de la serie Seinfeld.

Cada cierto número de carreras mi abuela me dejaba escoger un caballo para que ella apostase en mi nombre. Creo que sólo una vez gané, y no recuerdo el nombre del jamelgo ni su número.

La década de los 70’s, que es cuando más fuimos al Hipódromo, fue la década de oro para la Triple Corona, la máxima competición del hipismo profesional estadounidense. Tres caballos, tres, Secretariat, Seattle Slew y Affirmed, este último en 1978, la ganaron. Pero desde entonces, ningún caballo había logrado la hazaña de llegar primero en el Derby de Kentucky, el Preakness Stakes y el Belmont Stakes.

Hasta el sábado anterior, cuando American Pharoah lo hizo, ganando la última carrera, el temible Belmont Stakes, por más de tres largos.

American Pharoah, una leyenda

American Pharoah, una leyenda

Apenas 12 caballos han ganado la Triple Corona desde que ésta se corrió por vez primera en 1875.

Confieso que, viendo la carrera por televisión, me costaba trabajo distinguir a American Pharoah de cualquier otro caballo del mismo pelaje y tamaño.

Subrayo también el feliz hecho de que el caballo sea propiedad de un egipcio, Ahmed Zayat, y haya sido montado por un mexicano, Víctor Espinoza. Manos inmigrantes detrás de una de las grandes noticias deportivas de 2015.

Victor Espinoza, jockey ganador

Victor Espinoza, jockey ganador

No sé cuándo volveré a un hipódromo, o si volveré del todo. Mantengo una prudente distancia con los poquísimos caballos con los que me cruzo por las calles de Chicago.

La última vez que fui al Hipódromo de las Américas fue en 1987. Mi abuela, que había perdido la vista, ya no salía de casa. Acudí al lugar para una comida con amigos y compañeros de trabajo. La comida acabó a golpes. Yo me había retirado cuando los gritos e insultos iban subiendo de tono, y a la distancia, mientras miraba una de las carreras, escuché el alboroto.

En mi mano llevaba el comprobante de la apuesta. El caballo que escogí llegó quinto, o sexto; muy lejos del ganador. Rompí el pedazo de papel, lo tiré al suelo, encendí un cigarrillo y me dirigí a la salida.

 

 

 

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

  • Hat trick de Arda, y como en el dicho: la mete con todo y arquero.Tweeted 34 minutes ago
  • Ejercicio para dejar de fumar: no encienda un cigarrillo hasta que marque un gol Paco Alcacer.Tweeted 43 minutes ago
  • @Diaz_Monges Estos chicos de Gijon, tan tozudos ellos.Tweeted 43 minutes ago
  • 3-0. segundo de Arda. Y que me expliquen, de verdad, por que no juega Aleix Vidal mas seguido.Tweeted 47 minutes ago
  • Y con Arda llega el 2-0.Tweeted 51 minutes ago
junio 2015
L M X J V S D
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: