you're reading...
Teatro

Teatro, cuerpo y espacio

A Max, Yuliet y Grin da Silva, Chema Mendiola, y los colegas de Metamorfosis: Maryfer Valle, Santiago Popoca, Jeanne De los Ríos, Ever Monroe, Liz Méndez, Roberto Díaz y Tati

 

De la nada, crear, y de la creación eventualmente volver a la nada. El teatro es quizás la única de las artes que reproduce con fidelidad el ciclo de la vida. Cine y teatro tienen ámbitos parecidos, pero mientras en el primero la creación artística se canaliza a través de una técnica concreta, en el segundo cuerpo y espacio se ponen al servicio de la idea.

El cuerpo ocupa un lugar central en la obra de teatro: de las expresiones del rostro, al movimiento de cada cuerpo en escena, al uso de la voz, a la relación entre cuerpo y objetos, a la relación entre cuerpos y la cuarta pared.

En un espacio determinado, de la calle a la caja negra, al gran escenario, el teatro cuenta una historia a partir de cuerpos y relaciones de tiempo y espacio.

Hoy me quiero centrar en el espacio.

En los últimos meses he vivido la experiencia única de aprender a actuar. Lo hice con GrinLight, compañía que hace teatro en español en Chicago desde hace algunos años y que asumió el reto de enseñar a otros a hacer teatro. Al crear el grupo Metamorfosis I, Max Da Silva y Chema Mendiola no sólo enseñaron a un pequeño grupo los elementos centrales de la actuación, sino que trabajaron además en transmitir los principios de la producción teatral: escenografía, iluminación, vestuario y dirección.

El resultado de ese trabajo se presentó ante el público en diversas ocasiones.

A los que nos graduamos nos falta mucho por recorrer y aprender, pero la semilla quedó sembrada.

En este proceso, tuve una especial fascinación por el espacio físico del escenario. Para culminar el curso se decidió hacer una obra completa, en escenario grande, en un teatro con capacidad para unas 120 personas. De la caja negra se evolucionó rápidamente a las tablas.

La escena es un mundo propio, marcado por espacios negros y neutros: la frontera es virtual aunque también imaginaria, la que delimitan telones negros y zonas de oscuridad. El mundo tras bambalinas es un mundo de tinieblas, callejones y recovecos, una especie de subconsciente donde se fraguan cosas en un frenesí de carreras, susurros, cambios de indumentaria.

El espacio físico donde ocurre la acción es otro microcosmos. Apariencia se mezcla con realidad para dar cuerpo a ese otro actor que es el objeto. Paredes que parecen reales y son meros paneles. Puertas reales que llevan a ninguna parte, a otros espacios imaginarios. Una silla puede ser meramente una silla, o la representación de un espacio de la memoria y la imaginación. Un cuchillo es real en tanto produce un efecto.

El escenario se va construyendo clavo por clavo, se alzan los paneles, se pintan. Los muebles llegan y ocupan lugares donde luego cobrarán vida, como en el cuento ¿Quién sabe? de Guy de Maupassant. El menor detalle es contemplado y resuelto: hacia dónde deben abrirse las puertas, cómo debe sonar el timbre de la puerta, el color de las flores puestas en un jarrón.

Escenario poblado

Escenario poblado

Antes de la obra, el escenario está listo: su papel como personaje es cobrar vida propia para arropar a los actores.

La obra se desarrolla, los objetos cambian de lugar, cumplen su papel.

Termina la obra, cierra la temporada. El escenario va desvistiéndose capa por capa. Los paneles se retiran, los muebles son llevados a un almacén o regresan a los muchos hogares de donde salieron, los objetos más pequeños son guardados o desechados.

De pronto el escenario vuelve a ser el espacio en negro, delimitado por los telones. Centro de un núcleo de oscuridad y contrastes. Es y ya no es, porque fue; es y será, porque otros vendrán para reinventarlo.

Las luces se van apagando, una a una.

Antes de salir y cerrar la puerta, una vieja consigna teatral: “nunca digas ‘¿ya salieron todos?’ porque ¿qué tal si alguien responde?”.

El teatro ha visto vida y muerte. Los personajes creados por los actores son energías que vivirán por siempre en esos espacios de penumbra y frontera. Si alguien habla, o susurra, o se escucha un ruido que no debería escucharse, es porque están ahí.

Se cierra la puerta.

Blackout.

Escenario en penumbras

Escenario en penumbras

 

Acerca de gerardo1313

Escritor, periodista, comunicador y comentarista mexicano. Reside en Chicago. Autor del libro de relatos A veces llovia en Chicago (Ediciones Vocesueltas/Libros Magenta, 2011, ganador del Premio Interamericano Carlos Montemayor 2013), la obra de teatro Blind Spot (Ganadora del Primer Premio Hispano de Dramaturgia de Chicago, 2014, publicada por Literal Publishers en la coleccion (dis) locados, y el poemario En el pais del silencio (publicado en 2015 por Ediciones Oblicuas, Barcelona). Director editorial de la revista contratiempo (http://contratiempo.net)

Comentarios

2 comentarios en “Teatro, cuerpo y espacio

  1. Gerardo. Me gusto mucho lo que escribiste!!! Vole mientras leia…

    Publicado por Alex pacheco | julio 30, 2015, 8:15 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 619 seguidores

Gerry’s Tweets

julio 2015
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Share This Blog

Bookmark and Share
A %d blogueros les gusta esto: